Inicio Testigo Fiel Campaña en solitario

Campaña en solitario

101
0

Testigo fiel

Por: Jesús Torres

Campaña en solitario

 

La esposa del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón y candidata de Morena al senado de la república, Rosalinda López Hernández se ha mantenido lejos de los reflectores de la prensa en Tabasco desde que arrancó campaña.

 

La también hermana del exsecretario de Gobernación, Adán López, camina en solitario en busca del voto rumbo a la elección del próximo 2 de junio.

 

La aspirante sólo reporta en sus redes sociales las actividades diarias que desde temprano realiza en busca del voto pero sin ninguna resonancia en medios de comunicación y portales de noticias.

 

Incluso no se le ha visto en sus caminatas con el candidato a la gubernatura, Javier May Rodríguez o de otros candidatos a cargos de elección de Morena.

 

El único evento en el que ha estado presente fue durante la visita a Paraíso de la candidata presidencial, Claudia Sheinbaum en el arranque de campaña de Javier May.

 

Esa vez estuvo acompañada de su hermano, quien por cierto recibió múltiples rechiflas y mentadas durante su llegada al acto proselitista de Sheinbaum y May.

 

El rechazo que trae el gobernador con licencia de Tabasco es tal que hasta la hermana podría pagar los platos rotos el día de la jornada electoral derivado de la pésima gestión del adancismo en Tabasco.

 

Quizá por eso y sólo por eso la exadministrdora general de Aditoria Fiscal del SAT camina sola para que nadie le haga sombra y la cuestione por sus ligas políticas.

 

El marido, Rutilio Escandón tampoco es un referente que pueda presumir como titular del Ejecutivo en Chiapas, un estado en el que la violencia a escalado a niveles nunca antes visto por la presencia del crimen organizado.

 

A ello habría que sumarle los escandalos de currupción dados a conocer por Latinus, una plataforma de comunicación del que es accionista mayoritario el exgobernador de Tabasco, Roberto Madrazo Pintado.

 

El mismo que en el 2015 arropó a la hoy candidata al Senado cuando aspiraba a la alcaldía de Centro (donde se ubica Villahermosa) bajo las siglas del PVEM-PAN, pero que tras la anulación de aquella elección le dieron la espalda en su intento de participar nuevamente en las extraordinarias de 2016.

 

Su pasado y apellidos así como sus afectos en Chiapas podrían traer repercuciones a la campaña de Rosalinda López más que sus propios adversarios políticos de oposición. ¿Será?